¿Por qué?

Falla de San Andrés (California)
Falla de San Andrés (California)

Cuando los gigantes bloques de roca que forman la corteza de la Tierra se mueven debido a la tectónica de placas, están destinadas a chocar entre sí. Estos bloques de roca entran en contacto en las fallas. Algunas veces resbalan suavemente una contra la otra en una falla. Pero otras, chocan y quedan atoradas, las superficies ásperas de roca previenen el movimiento a lo largo de la falla. Eso podría conllevar a un terremoto.

 

Si los bloques de roca están enganchados entre sí, podría no haber movimientos a lo largo de una falla. Sin embargo, la fuerza tectónica de la placa continúa empujando las rocas, de manera que la energía se acumula durante décadas, siglos, y a veces incluso durante milenios.

 

Eventualmente, cuando la fuerza es bastante grande, la energía es liberada en forma de terremoto. La roca se rompe, a menudo subterráneamente, y se traslada a una nueva posición. Las vibraciones, llamadas ondas sísmicas, viajan hacia el exterior en todas direcciones desde el punto donde fue lanzada la energía.

Al igual que una piedra que es lanzada a un lago y envía círculos concéntricos hacia fuera, las ondas sísmicas son irradiadas desde el foco de un terremoto. Estas ondas sísmicas es lo que se siente en la superficie de la Tierra cuando están en un terremoto.

Hay diferentes tipos de ondas sísmicas. Algunas retumban en la superficie de la Tierra. Otros tipos de ondas sísmicas viajan a través del planeta.